Fotos & texto Adri Godis

Naturalmente Músico, apasionado y sencillo. Esteban Sehinkman se expresa generosamente  a través de los sentidos creando melodías. Humilde y  destacado como Mejor Tecladista  de la escena local, nos lleva a recorrer un poco de su mundo.

¿Cómo llegaste a la música y cuando la abrazaste como profesión? Llegué desde chico, escuchando discos en casa de mis padres y asistiendo a algunos shows que resultaron significativos en mi infancia. No había músicos en la familia, pero si una afición genuina y disfrutable. En la secundaria miraba los primeros canales de videoclips, empecé a ir a conciertos de rock, y finalmente tuve mi primera banda. Llegados mis veinte años me decidí a hacer la carrera en el conservatorio y a dedicarme formalmente a la música.

¿Qué significa la música para vos? En mi caso es un estilo de vida, que tiene el desarrollo sensorial, motriz, intelectual y espiritual como ejes centrales. Eso significa que puedo intentar entender mejor mi naturaleza a través de la música, y aprender algo nuevo cada vez que se da la oportunidad.

Haciendo magia

Sabemos que viviste en Estados Unidos, ¿cual fue tu experiencia estando ahí y cuál fue cuando volviste a Argentina con relación a la música? Fue muy provechoso el hecho de adaptarme a otra cultura, tomar lo bueno de la experiencia y finalmente terminar disfrutando de mi estadía allí. La parte musical fue increíble, el jazz es a mí entender su aspecto cultural más profundo e interesante. A mi vuelta, lo mejor fue encontrarme con un grupo de colegas excelentes y creativos con los que comenzamos a trabajar musicalmente en diferentes proyectos.

Sobre tu formación en Berklee, ¿nos contas alguna experiencia inolvidable, y que significo para vos estudiar allí? Algunas experiencias inolvidables tienen que ver con shows que pude ver allá, algunos verdaderamente inspiradores. Escuchar a Elvin Jones Jazz Machine, a McCoy Tyner Piano Solo, a Lee Konitz tocando con Paul Bley, a Joshua Redman Quartet con Brad Mehldau al piano, o al mismísimo Tom Waits con su banda… son momentos que recuerdo con mucha alegría de aquella época. Boston es una ciudad que lo condensa todo a nivel musical, y uno aprende mucho viendo y escuchando en vivo. Estudiar allí fue como estar en una gran cocina, en actividad continua, donde se organiza la información de manera muy concreta. A mí personalmente me hizo muy bien estudiar en Berklee, podía tocar todo el día y compartir con otros músicos. Por esa época cursaban allá alumnos ahora conocidos como PSY, o la pianista Hiromi Uehara (con quien me cruzaba en los practice rooms)… y básicamente una cantidad de grandes músicos de todo el mundo, muchos de perfil bajo y otros no tanto. Lo que recuerdo es una buena onda colectiva, y en general un amor profundo por la música flotando en el aire…

Escuchando por ejemplo el track Mr. JZ, hay un sonido nuevo pero con estilo de rock sinfónico, es así? La propuesta sonora y conceptual del rock sinfónico me parece atractiva. Los discos temáticos, la búsqueda de texturas originales, el uso frecuente de sintetizadores… pero la verdad es que no soy un experto cultor de géneros. Prefiero pensar que las bateas fueron inventadas por los disqueros para catalogar la obra que venden. A mí como músico no me suma demasiado saber a qué góndola voy a ir a parar, prefiero manejarme con libertad genérica. Y también pienso que los encasillamientos no hacen más que condicionar al público y al emisor, pero no solo en la música. Nos hemos reducido a etiquetas, y tal vez esta reducción sea demasiado simplista. Estamos perdiendo matices humanos… Es difícil ir en contra de ciertos estándares, pero hay que estar atentos. Hay modelos donde la gente sencillamente no calza ni va a calzar nunca, porque no se ajustan a su propia necesidad personal. Si bien la mayoría necesitamos del entorno, tampoco nos podemos sacrificar por el mismo. Volviendo a Mr. JZ, tema dedicado al gran pianista y tecladista Joe Zawinul, creo que en la grabación encontramos un sonido en cierta forma original, y quedamos contentos con el registro. A donde encaja a nivel estilístico, ya queda a vuestro criterio.

Sos el creador de Real Book Argentina, Contanos como surgió este proyecto RBA es un proyecto que recopila y difunde música escrita por compositores enrolados dentro de las vastas fronteras estilísticas del jazz argentino. Surgió de la idea que faltaba un libro así en nuestro país, un libro que reflejase el pensamiento y la obra de los compositores de jazz locales. El objetivo de este proyecto es que los interesados (especialmente los jóvenes compositores) tengan acceso directo a la obra de los músicos que forjaron la identidad del jazz argentino. Es una herramienta. A partir de este material se pueden hacer muchos tipos de análisis, no sólo musicales. Las partituras están disponibles para libre descarga en la página www.realbookargentina.com

¿Cómo se dio Pájaro de fuego? ¿Esperaban ganar el premio Gardel? Mis dos primeros discos de música original fueron La espuma de los días y Búfalo, uno grabado en quinteto y el otro en septeto. En ambos hay fuerte presencia de instrumentos de viento. Pájaro de fuego es un grupo que arranca en 2008 y es el proyecto sucesor de los discos anteriores. Surge de mi necesidad de tomar el control de las melodías y armonías desde el piano o los sintetizadores. Empezamos como un trío, junto al baterista Daniel Pipi Piazzolla y al bajista Matías Méndez. En 2009 grabamos el disco El sapo argentino de boca ancha (una oda al piano Rhodes, como comentó alguien en esa época), y en 2012 el disco Pájaro de fuego Trance (emulando una situación de pista de baile, manejando los climas al estilo DJ, pero tocando en vivo).

La Rueda de la fortuna - Pájaro de Fuego

Fue un trabajo de intensa búsqueda durante los primero 3 o 4 años, y nos permitimos probar de todo musicalmente. Pasaron algunos invitados por PDF hasta que nos transformamos en un cuarteto fijo, con la incorporación de Nicolás Sorin en teclado y voz. De alguna manera seguimos en transformación estética, retomando cierto melodismo lírico y ampliando el desarrollo de texturas sintéticas. Así llegamos a La Rueda de la fortuna (2014), disco ganador del Premio Gardel en la categoría Fusión, Instrumental, World Music. Tal vez este disco es una especie de síntesis de todo lo anterior. Llevarnos el premio fue una sorpresa, era una terna muy difícil. Íbamos de punto…

¿Qué es lo que te da más placer de hacer música? El momento en el que encuentro una idea musical que me resulta interesante y fresca como para desarrollar una composición… También es placentero el momento en que me encuentro físicamente y mentalmente aclimatado a la performance, y no tengo impedimentos para expresar mis ideas. No pasa todos los días necesariamente, pero bueno, esa es la lucha.

¿Cuáles son los próximos proyectos? Me gustaría sumar a la cantante Mariana Bianchini a la propuesta de Pájaro de fuego, y hacer un show enteramente nuevo con material original. Mariana tiene una tremenda personalidad, es una gran artista. Puede resultar un cocktail explosivo. Estoy muy entusiasmado con la idea, escribiendo algo de música ya pensando en este formato.
Si todo va bien tendremos nuevo disco listo en 2017. Acá un registro de algo que hicimos anteriormente juntos.

¿Cómo es tu relación con los músicos? Por lo general es cordial y humana, los músicos somos como una familia. Nos comprendemos y por la general nos unen las mismas inquietudes, satisfacciones o frustraciones. Tengo el privilegio de trabajar con grandes músicos. Soy tolerante en situaciones de grupo, y prefiero que a todos nos vaya bien. Como tengo cierta visión musical propia, puedo apreciar el trabajo de mis colegas. Hay una singularidad que es única en cada músico o artista, hay que buscarla y eventualmente permitir que aflore y apostar a ese desarrollo. Hay un poeta que dice que uno se enamora de los defectos, no de las virtudes… es algo parecido.

¿Qué estas escuchando en este momento?
Roman
Kendrick Lamar (To Pimp a Butterfly)
Davied Bowie (Blackstar)
Juan Pablo Lazo (Barro y luna)

 

LOS 9 ELEMENTOS

  1. Viaje Me gusta mucho viajar. Cada vez que puedo salgo.
  2. Lugar Lejos del ruido. A veces el escenario.
  3. Sonido Consonante. El silencio.
  4. Música Que esté en el punto de baile, sea el estilo que sea.
  5. Arte ¿Cuándo pasó? Habría que preguntarles a los curadores de arte…
  6. Buenos Aires La ciudad de la furia. Es muy bella e interesante.
  7. Frase No sabés lo que puede pasar.
  8. Piano El más noble instrumento.
  9. Futuro Realmente no sabés lo que puede pasar.

+
https://soundcloud.com/estebansehinkman/mr-jz