Conectados con el momento, una playa, la arena, y algunas huellas efímeras que dejamos y se borran, la música del mar es profunda y acompaña ese momento de reflexión y sintonía con la naturaleza. Una búsqueda infinita que nos guía y moviliza.

Playa Grande, Mar del Plata. Una mañana de algún día y año.

 

Track Sonoro:
It Ain’t Necessarily So / Brian Wilson
Foto:
Cast