Una visita que se transformó en este contenido. Más allá de la obra arquitectónica, me inspiró la visión y el mensaje que hay detrás de la casa, creada por el arquitecto Amancio Williams a su padre Alberto Williams, pianista y compositor, para que viviera y disfrutara de un entorno creativo y confortable.

Llegué al barrio Pinos de Anchorena en la ciudad de Mar del Plata (Argentina) de frondosos árboles con diversos matices de verde, y allí dentro de dos hectáreas de un terreno privilegiado, vi al acercarme algunos perfiles, planos y vistas de la casa que se asomaba.  Por fin a metros de llegar sentí una energía muy intensa dado que hacía  muchos años que anhelaba con visitarla. Ahí estaba y se veía por fin, su clásica fachada y arco que en su base une ambas orillas del Arroyo Las Chacras,  y que hace tiempo dejó de fluir.  Mi primera sensación al ingresar por su curva y particular escalera, a su interior,  fue como si entrara a una nave espacial, que me invitaba a subir y entrar a recorrerla.

Ecos de las notas musicales del maestro Alberto Williams, mañanas y atardeceres mágicos de la casa y el reflejo de un arroyo que circulaba como si un torrente sanguíneo pasara por debajo de la obra arquitectónica…sensaciones y vivencias que parecen seguir latiendo.

La Casa del Arroyo, llamada así originalmente por su creador el arquitecto argentino Amancio Williams, de quien tuve alguna referencia muchos años atrás cuando de chico leí en la sección de arquitectura del diario argentino La Nación, una extensa nota sobre él y toda su obra y proyectos internacionalmente reconocidos.  En aquél momento al ver y leer sobre Williams y La Casa sobre el Arroyo, fue amor a primera vista, jamás se me borro la imagen de esa casa vista sólo hasta hoy en un artículo de un diario, me pareció increíble y dejó en mi una huella que sigue viva.  De manera mágica la casa conecta conmigo, me identifico con sus formas, detalles, entorno, su espíritu.
A esto debo sumarle mi pasión por la radio. Es sabido que allí en los años 70´s la casa fue adquirida y puesta en valor por Héctor Lagos Beitía donde instaló LU9 Emisora Mar del Plata. Su recordado slogan “Desde la Casa del Puente, Un Puente hasta su Casa” recorría el éter y la frecuencia de amplitud modulada con sus jingles de la época.  Una emisora de radio que allí funcionó y volvió a la vida la casa tras estar deshabitada unos años, equipada con tecnología inédita para argentina en aquellos 70´s, además cuna de excelentes profesionales de la radio, recordando a un pionero quien aun sigue adelante con su pasión de comunicar en la actual LU9 Radio Mar del Plata, Eduardo Zanoli quien con sus 47 años ininterrumpidos de su programa “Sonido”, debe saber más que nadie de aquellos años de la radio en la casa, y sobre muchas personalidades de varias latitudes que visitaron sus instalaciones, como por ejemplo Joan Manuel Serrat, y la recordada actriz uruguaya China Zorilla, por dar sólo un par de nombres nada mas … miles experimentaron estar en la radio de la casa; debió ser muy placentero haber trabajado en esa locación tan especial e inusual para una radio.

Esta experiencia me llevó a emociones enfrentadas, admiración por la genialidad del arquitecto, su obra creada simple pero genial a la vez. Lo otro que no entiendo aun es porque hoy esta joya esta en el peor estado posible. Imagino e intuyo la recuperación del patrimonio arquitectónico de esta magnífica casa, por alguna generación que valore la obra en sí, su espíritu creador y la trascendencia que genera en quienes tienen la sensibilidad de lo bueno y lo mejor; se que sucederá, lo sé muy en mi interior.
Lo veré y disfrutaré sin duda alguna.

 

Museo Casa sobre el Arroyo
Casa del Puente
Calle Quintana 3998 esquina Funes,
Mar del Plata, Argentina.
0223 473 8290
+ info.

txt & fotos. Cast
Foto retrato. Lucas Casterán

Agradedemos a D. Int. Fandiño Rosario
& Staff Museo Casa sobre el Arroyo,
Secretaría de Cultura Municipalidad de General Pueyrredón
Mar del Plata / Batán