El arte engrandece el espíritu, impresiona nuestros sentidos y las variantes son infinitas. La caligrafía y el arte callejero se entrecruzan y no hay fronteras en lo creativo. Lucio Cres emerge con sus trazos en el arte de la caligrafía con estilo y pasión, eso se nota al recorrer y ver sus obras. Una personalidad que nos gusta y compartimos.

 

 

¿Desde cuándo tenes contacto con el arte? Siempre vi el arte como algo muy lejano. Pero aproximadamente a los 15 años me atraía lo urbano, el arte de la calle. Es eso lo que después de un tiempo me llevó a conocer gente y otros tipos de arte.

¿Qué fue lo que te cautivó de la caligrafía como modo de expresión? A la edad que me atraía el arte urbano, también comencé a meterme en el graffiti. No llegué a pintar mucho, porque lo que justamente me cautivó, fue el hecho del tagg, la firma. Me quedé con eso, y luego pensaba que practicar tanto la misma palabra generaba una buena composición. Pero nada le quedaba al resto de las letras. Me aburría escribir siempre lo mismo. Ahí fue cuando descubrí que lo que me gustaba era escribir todas las letras y no una palabra.

¿Tenés formación académica? En lo que respecta a la caligrafía, la gran mayoría de lo que sé fue por ser autodidacta. Viendo muchos referentes, practicando mucho y mejorando a partir de comparar o buscarle diferentes soluciones a algo que quizás no me gustaba como se veía. También hice algunos cursos más específicos que fueron de gran ayuda. Cursé la carrera de Diseño Gráfico. Me ayudó mucho a entender composiciones, o cosas que no son tan técnicas pero sirven a la hora de experimentar o presentar un trabajo.

Contanos sobre tus experiencias caligráficas para exhibir y comerciales Mis primeras experiencias comerciales consistieron en realizar diseños de logos para amigos y conocidos. Eso generó que otros me conozcan y me ofrezcan trabajos cada vez más grandes, como también colaborar en exposiciones de otras personas. En la primera que colaboré, fue en “Complementos” por la fotógrafa Adri Godis. A quien conocí por personas en común y confió en mi trabajo desde el principio. Mi primer trabajo grande como letrista fue en las tres sucursales del restaurant Kon Kon. Donde escribí sobre vidrios, paredes, pizarras, maderas, etc.

¿Con qué elementos trabajas caligrafía, y en exteriores? Trato de mantener siempre lo manual. Para trabajos en papel, que podría hacer en mi escritorio, uso plumas (muchas veces hechas por mí) y tinta. Eso le da textura y otra presentación al trabajo. Igualmente, los bocetos de esas composiciones los trabajo generalmente con marcadores al agua con punta cónica. Si es una pieza digital, del boceto paso directamente a la computadora, quizás con algunas correcciones en lápiz. Para todo lo que es caligrafía aplicada a superficies como paredes, vidrios, pizarras, etc. uso marcadores de témpera o tiza líquida que tengan punta rectangular. Eso me permite cambiar de un trazo grueso a uno fino dentro de un mismo movimiento.

¿Tenés algún estilo en particular, propio o un mix de varios? Mi intención es poder aprender, conocer y dominar todos los estilos de letras que pueda: cursiva, gótica, romana, etc. Al trabajar como letrista, debo adaptarme a cualquier tipo de letra y saber realizarla. Aunque lo interesante es, entendiendo ese estilo, hacerlo propio mediante pequeñas adaptaciones o modificaciones.

¿Cuáles son tus colores preferidos al momento de crear? Cuando realizo trabajos personales, trato de que haya presencia de blanco y negro para generar un buen contraste, y algún agregado de color. Mis preferidos son el dorado, rojo o azul.

¿Qué aplicaciones profesionales ves con la caligrafía? Muchísimas. Siento que todo lo escrito puede realizarse con caligrafía. Creo que la gente le está comenzando a dar valor a lo manual y muchas veces, donde antes había un ploteo o letra impresa, ahora hay un cartel hecho a mano. Las letras ayudan a expresar un mensaje, una intención o un sentimiento. Hoy en día la caligrafía está presente en logos, carteleras, murales, arte en general, etc. Y creo que seguirá creciendo si quienes lo propulsamos lo hacemos de buena manera.

¿Hacia dónde dónde pensás evolucionar con tu arte? En cuanto al arte, actualmente me siento en el inicio de algo que no puedo definir muy bien. Y me gusta. No tengo metas definidas pero sí quiero estar en constante evolución y aprendizaje. Creo que nunca voy a llegar a sentirme completo o realizado. Es lo que más me motiva.

 

¿Proyectos que quieras compartir? Quisiera compartir un proyecto que tengo en conjunto con la fotógrafa Adri Godis, quien confía en mí y en mi trabajo hace bastante tiempo y a quien veo como uno de los primeros eslabones de esta cadena que recién comienza. El proyecto se llama «Valor Agregado» y consiste en fotos tomadas por ella, intervenidas con caligrafía. Agregando un valor en conjunto que tenemos y que a la vez dispara la misma fotografía. Los invito a ver el proyecto completo en →  «Valor Agregado»

 

 

Bonus track, nueve elementos:

I. Color: Vida
II. Música: Infaltable
III. Emoción: Euforia
IV. Momento del día: Noche
V. Artista: Tomás Maldonado / Luca Prodan
VI. Colección: Stickers
VII. Ocio: Caligrafía / Fútbol
VIII. Sabores: Infinitas combinaciones por descubrir
IX. Ciudad: C.A. de Buenos Aires

 

+
Behance: /LucioCres
Instagram: /LucioCres

Ph. Adri Godis + Lucio Cres