Por segundo año consecutivo, YPF fue parte del mega festival Lollapalooza. En esta edición, sumó nuevas propuestas para compartir con las más de 300 mil personas que vivieron un fin de semana lleno de música y más de 100 bandas. ∠

 

Hubo buses exclusivos para socios ServiClub que salieron desde distintas estaciones YPF hacia el Hipódromo de San Isidro, acompañado por maquilladoras y tatuadores que hicieron que el festival más importante se empiece a vivir mucho antes.  Como parte de la acción promocional, todos los socios de ServiClub pudieron canjear sus kilómetros por crédito cashless para usar en los productos ofrecidos durante el Lollapalooza.

Además, entre todos los que canjearon, YPF sorteó 20 pares de entradas para cada uno de los Side Shows con bandas destacadas del increíble LineUp de esta edición. Y, lo más buscado, algunos socios afortunados tuvieron la oportunidad de participar de un Meet&Greet con artistas y de vivir el backstage del festival.

Para que el público disfrutara al 100%, hubo dos zonas de relax y sombra para más de 1800 personas con acceso a cargadores de celulares, en donde también pudieron descansar y recargar sus propias energías. Como el año pasado, las torres de YPF,distribuidas en el inmenso predio del Hipódromo, sirvieron  punto de encuentro para los miles de fanáticos y en donde, además, encontraron información importante del festival. A través de redes sociales se realizó una nueva edición del ¿Qué harías?, en dónde cada usuario proponía creativos desafíos y, una vez llevados a cabo, obtenían los Three Day Pass Vip para ir con un acompañante.

Una vez más, YPF fue parte del festival de música más importante y potencia la experiencia del público joven. Ø